¿Quiénes Somos?


En Marzo del 2006, en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco, nace “Fundación Stella® Vega A.C.”  la cual  surge a iniciativa de la Familia Álvarez Vega, que siguiendo el ejemplo de altruismo y amor al prójimo iniciado por la  Sra. Stella Vega crean una asociación que lleva su nombre y así dar paso al apoyo de la gente más necesitada de Jalisco.

Bajo la dirección de la Sra. Viviana Álvarez, se inicia este camino de caridad, que hace que en Julio de 2009 mediante un convenio con clínicas SANEFRO® se pueda dar acompañamiento psicosocioespiritual a personas que viven con enfermedad renal en hemodiálisis, siendo un soporte para pacientes y familiares que muchas veces ha sacado de la depresión y monotonía con que viven muchas de ellas. Aunado a esta labor se continúa el apoyo con despensa y medicamentos a grupos civiles, parroquiales, asociaciones civiles.

Sra.-Stella

En 2011 se integra a la subdirección la Sra. Karla Álvarez que con entusiasmo y disposición inyecta nuevos brios a la labor, pues el apoyo a pacientes renales llega a Cd. Guzmán, y con el crecimiento de SANEFRO®, en la actualidad se acompañan a pacientes en 7 estados de la República Mexicana.

En 2015 se redefine la misión para centrar nuestros apoyos preferenciando a personas de la tercera edad, es así que a la fecha se atienden a más 120 instituciones con programas para este propósito; y continuar el convenio con SANEFRO® apoyando también a personas sin seguridad social.

En 2017 se definen nuestros 6 programas de acción en el que cada uno de ellos nuestra intención es contribuir al desarrollo integral de la persona y su entorno bajo las premisas de educar en salud, educar las emociones, tomar conciencia de su entorno y dar un sentido de vida donde la solidaridad al más necesitado prevalezca.

Misión:

Fomentar el bienestar y la calidad de vida de la población Jalisciense, favoreciendo a las personas de la tercera edad en condiciones vulnerables y de escasos recursos; enfocándonos en la nutrición y la salud, a través de las dimensiones física, social, psicológica, y espiritual.

Visión:

Ser una Fundación reconocida por sus valores, cimentados en el compromiso de apoyar al que necesita; y al mismo tiempo, generarle confianza para su autorregulación y empoderamiento.

Valores:
Principios de Fundación Stella Vega A.C. para conducirse de manera profesional y ética en el servicio al prójimo y al interior de la misma

 

Vocación de servicio: La actitud para colaborar, cooperar o ayudar con amor, entusiasmo y alegría sin sentirse sometido, utilizado o humillado, sino por contrario; sentir el privilegio de transmitir alegría y satisfacción a las personas a las que se está sirviendo.

Espiritualidad: Mantener y propiciar los principios y actitudes que nos conectan con el otro, indispensables para trascender y vincularse con la sociedad, la naturaleza y así alcanzar la madurez en los valores universales.

Siempre hacer el bien: Procurar siempre el beneficio del prójimo a través de acciones humanitarias, aliviando el dolor, defendiendo los derechos humanos y atendiendo las necesidades más fundamentales del prójimo; trabajar con equidad, buscando dar a cada uno lo que le corresponde.

Trabajo en equipo: La coordinación y cohesión de un grupo de personas trabajando conjuntamente para alcanzar metas y objetivos en común es fundamental; en nuestro caso el objetivo es brindar bienestar a personas en estado vulnerable. Pensar que somos más que la unión de nuestros pensamientos, nos da la oportunidad de crear y co-crear con personas que tienen la misma misión en la vida.

Compañerismo: Fomentar la unidad entre seres humanos hace que la convivencia sea sana, cercana y respetuosa, propiciando un mejor entorno social. El reconocer las cualidades y valores de los demás,  hace que la armonía esté presente en cada labor que realizamos.

Manejo emocional: Identificar las  emociones propias  fomentan un mejor manejo de ellas y por consiguiente mayor control en las conductas. Es  muy sano el desahogo emocional, más cuando se hace en los lugares adecuados y con las personas adecuadas para darle una sana canalización. 

Conducta ética y profesional: Implica compromiso de vivir cada día los valores que nos guían para alcanzar un alto rendimiento en nuestro ejercicio profesional; entre los valores básicos y de mayor importancia están la honestidad, la discreción, la objetividad y la responsabilidad. El compromiso personal beneficia al individuo, a la institución y a la sociedad entera. Recordar que la fidelidad a la institución laboral promueve el propio beneficio. 

Comunicación directa y prudente: Las palabras se generan en la mente y en sentido metafórico pasan por el alma; cada vez que  se transmite información  es la proyección de lo que sucede en el interior de quien envía el mensaje, por ello la importancia de crear armonía y no agresión. El tener una expresión directa no es sólo decir las cosas de frente; va de la mano de una comunicación oportuna en tiempo y forma,  anteponiendo la prudencia y congruencia.

Puntualidad: El concepto de ser puntual no se limita sólo a cubrir un horario o llegar anticipadamente a un evento; es cumplir nuestra palabra ante un compromiso previamente acordado, respetando el trabajo y tiempo del otro  siendo congruente ante lo que se manifiesta. 
Integridad: Es la fortaleza de espíritu que nos hace permanecer fieles a nuestros principios de verdad, respeto a uno mismo y a los compromisos,  honestidad consigo mismo y con los demás, lo cual conlleva al fortalecimiento del capital social como base para construir un desarrollo integral y una mejor calidad de vida en la Institución.

Cerrar menú